REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR



La reanimación cardiopulmonar (RCP), o reanimación cardiorrespiratoria (RCR), es un conjunto de maniobras destinadas a asegurar la oxigenación de los órganos cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene (paro cardiocirculatorio). De hecho, cuando la circulación se para, a los órganos, entre ellos el cerebro y el corazón, no les llega el oxígeno y dejan de funcionar: las lesiones cerebrales aparecen después del tercer minuto, y las posibilidades de supervivencia son casi nulas después de ocho minutos de parada circulatoria.

La Reanimación cardiopulmonar es la asociación de
• Ventilación artificial.
• Compresiones torácicas o "masaje cardíaco externo" (MCE).

La RCP combina respiración boca a boca, que suministra oxígeno a los pulmones de la víctima, y compresiones cardíacas, que mantienen la sangre oxigenada circulando hasta que se puedan restablecer la respiración y las palpitaciones cardíacas en forma efectiva. Se puede presentar daño permanente al cerebro o la muerte en cuestión de minutos si el flujo sanguíneo se detiene; por lo tanto, es vital mantener la circulación y la respiración hasta que llegue el personal médico entrenado.

Las técnicas de RCP varían ligeramente dependiendo de la edad o tamaño del paciente.

PASO 1


• Verifique el Área Antes de Actual y diga ÁREA SEGURA.

La RCP nunca se debe realizar en una persona que esté consciente o respirando.

Para determinar si la persona está consciente se lepregunta con voz fuerte si "está bien" y se le sacude firmemente.
(No se debe mover a la víctima si hay evidencia de una lesión seria como huesos rotos o sangrado, aunque realmente es mas importante verificar que la persona pueda respirar)
• Si no se obtiene respuesta, se coloca a la víctima boca arriba y se libera la vía respiratoria colocando la palma de la mano en la frente de la víctima.

Se empuja la frente hacia atrás, Se utiliza la otra mano (la cual debe estar ubicada al lado de la mandíbula) para levantar la barbilla hacia adelante.

Verificar que la Vía Respiratoria quede Abierta


PASO 2


En caso de sospecharse que la víctima tiene una lesión en el cuello,
No se le debe inclinar la cabeza, sino colocar las manos al lado de las mejillas y halarle la cara con los dedos índices hacia la persona que realiza la maniobra.
Luego, se examina dentro de la boca y se limpia con los dedos cualquier desecho que se encuentre.


PASO 3



Después, se determina si la víctima respira observando primero si su pecho se mueve o acercando las mejillas a su boca para sentir el aire exhalado o si se escuchan ruidos.

Si no se encuentra ninguno de estos signos, se debe comenzar la respiración boca a boca .


PASO 4



Se inclina la cabeza de la víctima hacia atrás, se obstruye el paso de aire por la nariz tapándola con los dedos

Se efectúa una inspiración profunda, se coloca la boca sobre la boca de la víctima y se exhala.

Este procedimiento se repite contando
4 segundos y se repite en el 5 segundo y
a medida que se exhala el aire, se observa si el pecho de la víctima se eleva.


PASO 5



Se verifica el pulso de la víctima colocando los dos primeros dedos en su cuello, justo al lado de la manzana de Adán.

Si la persona tiene pulso, pero aún no respira, se debe continuar con la respiración boca a boca

Se busca con la vista a alguien que pueda llamar a una ambulancia , sin dejar que la cabeza de la victima se baje, Se alza la otra mano y se dice

Usted.(Señálelo y diga su seña particular Ejemplo: El de la camisa roja con lentes, Usted llame inmediatamente a una Ambulancia y dígale que hay una victima que no respira pero tiene pulso, y REGRESE)

Se debe continuar con la respiración boca a boca hasta que llegue la ayuda médica o la víctima comience a respirar por su cuenta.
Este procedimiento se realiza de 12 a 15 veces mientras la persona que lo hace cuenta: mil uno, mil dos, mil tres , mil cuatro y da la respiración etc.


PASO 6



Si aún no hay pulso, se deben iniciar las compresiones cardíacas.

Se coloca el borde posterior de la palma de la mano sobre el pecho de la víctima donde se localiza la punta del esternón justo arriba de la V formada por las costillas.

Se coloca la otra mano encima de la mano que está sobre el pecho de la víctima con los dedos entrelazados, manteniendo los brazos extendidos y los codos cerrados.

Se empuja hacia abajo con ambas manos haciendo un movimiento de bombeo.

Si la víctima es una adulto, este procedimiento se realiza 15 veces mientras la persona que lo hace cuenta: mil uno, mil dos, mil tres etc.

se efectúan dos insuflaciones, luego se realizan 15 compresiones cardíacas más y se repite este patrón.

Si la víctima es un niño, se usa el mismo procedimiento, pero sólo se realizan 5 compresiones seguidas de una insuflación, en lugar de las 15 compresiones y dos insuflaciones que se realizan en los adultos..

Después de 4 ciclos se verifica si hay respiración y pulso y se continúa con este patrón hasta que la ayuda médica llegue o la víctima comience a respirar por sí sola.

Última modificación: Tuesday, 24 de August de 2010, 11:55